Trapitos mutantes

Sin duda muchos críticos malintencionados al ver estas imágenes no dudaran en afirmar lo que la envidia hace años que les obliga a decir, que Rob! es un autor mediocre y que esas viñetas no hacen sino confirmar lo mal dibujante que es. Pero en ADLO! sabemos la verdad, sabemos que Liefeld es un genio, que el capi sin tetas no es mas que una tabla de planchar roja, blanca y azul y que si Rob! nos muestra algo en su arte, sus razones tendrá.

En estas viñetas extraídas del Nº91 del vol1 de los Nuevos Mutantes podemos observar como Rictor se enfrenta a Dientes de Sable, durante el principio de dicho combate Rictor viste un pantalón de cuero negro, un chaleco del mismo material y una cinta roja en la frente, ese vestuario se mantiene intacto hasta la pagina 11, pero ¿que sucede en la Pág. 12? Vemos que Rictor mantiene los pantalones y la cinta, pero su chaleco de cuero ha desaparecido y ha sido sustituido por una camiseta sin mangas de color blanco, pero no queda ahí la cosa, si pasamos la pagina vemos que en la nº13 vuelve a llevar su chaleco, este se mantiene en su sitio durante la primera viñeta de la pagina 14 para ser sustituido de nuevo por la camiseta al final de la misma pagina ¿que es lo que esta pasando?

Muchos dirán que eso un fallo de raccord, pero quienes dicen eso no saben apreciar el verdadero arte. En estas paginas Liefeld nos estaba contando mas de una historia, no se limitaba a narrar magistralmente un enfrentamiento entre un pupilo de Cable y uno de los merodeadores. Si nos fijamos bien en los detalles podemos apreciar como Rob había introducido sutilmente en la serie un subargumento que sin duda fue censurado por los editores ya que no pudo continuarlo mas adelante en X-Force.

Vamos a ver, tenemos dos prendas de ropa que parecen transformarse la una en la otra, sus colores son blanco y negro, los dientes de Rictor parecen crecer…¡Sus ropas eran un simbionte alienígena! es evidente que Rictor, en algún momento de su vida había sido poseído por un simbionte de la misma especie que el que sirvió para transformar a Eddie Brock en Veneno.

Por desgracia la estrechez de miras de los altos cargos de la editorial le hicieron dar marcha atrás a su idea llegando al extremo de hacer que Rictor abandonase el grupo y dejando a Rob sin poder desarrollar su saga del simbionte alienígena mutante adolescente, Saga que hubiera pasado a los anales de la historia del comic y que se hubiera colocado al lado de otros grandes del comic como “La Encrucijada”, “Thor Corps”, “El nacimiento de Marvel-Tech” o “La saga del Clon”

Anuncios

3 comentarios to “Trapitos mutantes”

  1. Celine Says:

    I love your WeblogCeline OPSS Rio de Janeiro from Brazil

  2. Jesús Parker Says:

    Guau, Rob en toda su salsa, por cierto ¿cuántos dientes es capaz de enseñar el malo de la penúltima viñeta de la página 14 al sonreír?Sorprendente.

  3. J Calduch Says:

    Seamos serios.Liefeld fue el dibujante a lápiz, poderosos esbozos. Si existiese algún fallo de raccord al culpa debe achacarse al entintador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: